Have an account?

Un corazón de piedra



Él tiene el corazón de piedra. Ella es toda corazón. Pero quizá no sean tan distintos como creen… Se llama Jesse Alderman, alias Sway, y te puede conseguir lo que necesites: un trabajo de sobresaliente, un carnet de identidad falso, una cita con la chica que te gusta... Sí, Jesse tiene influencias, aunque carezca de verdaderos amigos. No confía en nadie y tiene razones para ello, pero no se las preguntes porque no te las dirá. Está decidido a no pensar, a no sentir. Lo tiene todo bajo control… O lo tenía, hasta que lo contratan para que le robe el corazón a la chica más codiciada del instituto, la dulce Bridget Smalley… para entregárselo a otro.

Jesse es tu hombre si quieres conseguir cualquier cosa. Si quieres ser popular o quieres una cita con cualquier chica: no dudes, él siempre lo consigue. Su mote es Sway y, aunque a él no le termine de gustar, tiene algo de real en sí mismo. Lo único que debes saber es que nunca hace nada gratis: siempre tiene un motivo o un precio por lo que le pidas. 

Su mejor arma es no tener ni mostrar ninguna emoción. Los negocios son los negocios. Pero si hay algo que llama la atención, es su cinismo y  su capacidad por ser “el que todo el mundo busca y a quien confían sus secretos o peticiones”. 

Por otro lado tenemos a Ken: un chico popular y algo insoportable que le pide a Jesse que le consiga a una chica. Para ello Jesse tiene que conocer a la chica y averiguar sus gustos. El problema llega cuando la chica roba el corazón del chico que pensaba que no tenía corazón. 

Bridget es la típica chica perfecta que te saca de tus casillas, pero por algún motivo Jesse se siente atraído por ella (aunque su lema sea no apegarse a nadie, hay cosas de las que no se pueden huir).

La verdad es que me esperaba otra cosa del libro. No es que no me haya gustado, sino que sus personajes no me han terminado de encajar. Había construido algo en mi cabeza que iba a ser divertido y dulce, sorprendente... Y a veces lo parecía, pero no fue suficiente para hacer que me enamorara.

Me esperaba una historia de amor, pero en realidad no es la sensación que tengo después de leerlo. 

En primer lugar, me esforcé para conectar con los personajes. Él tenía sus momentos dulces y creo que en general estaba bien, pero no me terminó de encajar.

La parte de el enamoramiento es casi inexistente y Jesse pasaba más tiempo con su hermano que con ella. Se me hizo extraño la verdad pero he de confesar que la última parte del libro se centra más en la historia de los protagonistas y me dejó buen sabor de boca. 

Si lo que buscas es un dulce romance de verano, no lo dudes: elige este libro.

1 Susurros:

Lucía Canali dijo...

Oh, la verdad es que espero poder conseguir este libro :B Suena como vos decis, a una dulce historia de amor veraniega :B
Besos !

Publicar un comentario en la entrada