Have an account?

Younger



El último año de Alice ha sido el peor de su vida: su marido la ha dejado, su madre murió y su hija Diana se ha ido a África para hacer un voluntariado. Alice necesita retomar su vida, a sus 44 años es renovarse o morir, así que con la ayuda de su amiga Maggie se hace un cambio de imagen en la víspera de Año nuevo. Pronto el tinte y los tejanos ajustados harán su trabajo. Se verá increíblemente joven, puede pasar por una chica de 29 años y no le sacará de su error a Josh, un joven atractivo de 25 años al que conoce en un bar de Manhattan. Él quiere seguir en contacto con ella, cree que es mucho más madura que las chicas de su edad… pero ella no está por la labor, tiene otras preocupaciones como encontrar trabajo. Aunque lo tiene difícil ya que lleva veinte años sin trabajar y dedicada a ser ama de casa. Su edad y su falta de experiencia serán un problema. Tendrá que bajar sus expectativas y hacerse pasar por una chica más joven para poder entrar en una editorial, pero no será tan fácil como parece, se enfrentará a entorno laboral hostil, mientras Josh cada día la conquista más. Alice todavía tendrá mucho que demostrar, su edad ficticia, en realidad será una excusa para enseñar a los demás su talento, y de paso, encontrarse a ella misma. Y es que efectivamente, da igual la edad que tengas o que aparentes tener, solo importa cómo te sientas tú.


Alice tiene 44 años y se encuentra en una encrucijada de su vida. Ha tenido el peor año de todos y, cuando el día de año nuevo llega, pide un deseo que parece imposible de tener: la juventud perdida. Su historia empieza cuando se da cuenta que se ha pasado la vida ayudando y amando a los demás, mientras se olvidaba de ella misma. Piensa en los errores que ha cometido y lo que haría si tuviera una segunda oportunidad. Sobre todo en lo referente a su trabajo y su solvencia. 

Aquí es cuando su amiga entra en juego y le ayuda a cumplir su deseo. No de manera literal, pero saca lo mejor de Alice. En este camino de conocimiento, superación y engaño, Alice conoce a un chico que hace que su aventura lleve caminos más cruzados y difíciles de llevar. El miedo a ser descubierta, sus problemas personales, junto con la vida nueva que ha creado hacen que la historia tenga un ritmo ágil de lectura. 

Este libro es diversión, con una dosis de realidad e inesperado final. Te enfadarás con Alice y la adorarás, pero no te dejará indiferente. Puede que, en algunos casos, incluso te sientas identificada con algo del libro, sobre todo  por el miedo a lo que tiene que llegar. Puede que haya algún chiste o situación incómoda en la historia, pero había algo realista detrás de ello.

A veces incluso te da que pensar: la vida te da opciones, pero cuando eliges no hay marcha atrás. Quizá puedas retomar algo, pero no empezarlo. Es una reflexión que te hace preguntar “¿si tu fueras la protagonista actuarías igual?”. Por mucho que planifiquemos, en la vida es imposible que todo salga bien. Pero tal vez esa es la esencia de la vida. 

En muchos sentidos, este libro es tan triste como divertido. Pero merece la pena leerlo. Te divertirás, te hará pensar y replantearte ciertas cosas y pasarás un rato agradable leyendo. 


1 Susurros:

Isa Martínez dijo...

¡Hola!
En principio no creo que lo lea porque no es un libro que me atraiga demasiado. Pero si llega el momento en el que necesite una lectura ligera y divertida puede que me anime con él, por lo que no lo descarto del todo.
Un beso

Publicar un comentario en la entrada