Have an account?

Déjate de chorradas y búscate una vida





El verano en que Anette Grankvist cumplió dieciocho años se prometió a sí misma tres cosas: conduciría una moto, se compraría una casa y se valdría por sí misma.
Diecinueve años después, a punto de cumplir los cuarenta, sólo ha conseguido apañárselas como ha podido. Mientras su hija vive en casa, las prioridades han sido otras, pero cuando Emma empieza la universidad, Anette descubre que una cosa es ser madre soltera con hijos, pero serlo sin ellos es energía femenina desaprovechada.
¡Nunca en su vida había tenido tanto tiempo libre! ¿Se apuntará a conocer a hombres por Internet? ¿Le dará por el feng-shui, el punto de cruz? No, Anette retomará su lista de proyectos pendientes (y aparentemente imposibles) y empezará por el primero de ellos: conducir una moto.


Anette Grankvist tiene 38 años y su hija, Emma, 19. Emma acaba de mudarse a otra ciudad para estudiar en la universidad. Anette trabaja en el supermercado del pueblo y se siente un poco vacía y sola cuando su hija no está. Cuando era joven, Anette, tenía un sueño: un día se subiría en una  motocicleta y recorrería todos los rincones que pudiera y, al parecer, este sueño se hace más presente ante la ausencia de su hija.
En un momento de debilidad se informa sobre las clases de conducir en la autoescuela y, sin pensar en nada más, se lanza al vacío para realizar su sueño, pero no solo eso le espera Anette en la autoescuela, sino que un instructor algo joven le hace revivir y entusiasmarse de la vida otra vez.
La libertad y la aventura puede ser difícil de combinar con los amigos y la vida estructurada, pero Anette está dispuesta a todo con tal de volver a sentirse viva.
Me gusta lo real de la trama y todo lo que la envuelve. Parece una historia sin nada pero luego te das cuenta de todo lo que te llega a aportar y enseñar.  Es un libro sobre la vida, el amor, las relaciones y las aventuras. Un libro para sentirse bien. Un libro suave, pero también un libro con sentimientos. 


El único defecto que le he encontrado a la historia es que el final es demasiado precipitado y te deja un poco descolocado. En general pienso que es un libro que puede llegar a enseñarte muchas cosas, así que déjate de chorradas y léete ya el libro.

1 Susurros:

Laura. dijo...

Hola!

Pues pinta bien; veo bastante original que sea la madre la que se vaya a patear mundo y no la hija. Me lo apunto!

Un besote

Publicar un comentario en la entrada