Have an account?

Tal vez mañana



A los veintidós años, Sydney lo tiene todo: el novio perfecto, un futuro brillante y un bonito apartamento que comparte con su mejor amiga. 
Pero todo cambia el día en que Ridge, su misterioso y atractivo vecino músico, le advierte que su novio la engaña con su mejor amiga y Sydney debe decidir qué hacer con su vida.
 Sólo con lo puesto y sin recursos, Ridge la acoge en su casa y no deja de sorprenderla: es el líder y letrista de Sounds of Cedar, el grupo de moda, y es capaz de componer maravillosas melodías, a pesar de ser completamente sordo. Juntos empiezan a escribir letras para el grupo.

 Syd vibra cuando él toca sus hermosas melodías y, aunque el corazón de Ridge está ocupado, él no puede ignorar que ha encontrado a su musa. Cuando finalmente se den cuenta de que se necesitan, entenderán que los sentimientos no pueden traicionar al corazón.


Es la primera vez que leo algo de Colleen Hoover y debo confesar que quiero repetir. Es un libro sencillo con una carga sentimental enorme que te atrapará y romperá en corazón en pedazos. No es el típico romance, sino que el amor que expresan los protagonistas es profundo, apasionado y de una ternura sin igual.

Tal vez la historia no sea algo nuevo, pero la forma en la que está escrita la hace única y refrescante. Aunque confieso que he llorado como nunca. Los personajes y sus giros hacen que te lleves la mano al corazón más de una vez. Desde las primeras líneas, estaba completamente enganchada a la historia y no pude parar hasta el final totalmente en ella y me quedé conectada hasta que la última palabra.

Ridge es un chico de ensueñ:, dulce , con un gran talento musical y un corazón enorme. Pero nadie es perfecto, e incluso él tiene un secreto. Sydney fue una de esas heroínas que me gustó enseguida. Es amable, simpática y se ganó mi respeto en más de una ocasión con la forma de manejar todo lo que se le viene encima. 

Realmente me encantó enviar mensajes de texto. El coqueteo, la conexión que va surgiendo poco a

poco, la música, el dolor de los protagonistas y también las bromas. 
La corriente emocional que recorre la historia es tan intensa que te hace sentir que formas parte de ella. No es un libro donde se pueda odiar a nadie, y no hay nadie a quien culpar. No hubo "bandos". No hay zonas negras, blancas o grises sólo sentimientos. El final fue realmente brillante, con un buen ritmo que me dejó con la sensación que había sido parte de la historia.

Solo puedo decir que lo recomiendo muchísimo. No pierdas la oportunidad de leer esta historia porque te robará el corazón. 


0 Susurros:

Publicar un comentario en la entrada