Have an account?

Warning! ¿Es que nadie se ha leído el @¡·fgjas#! libro?

Portadas que poco tienen que ver con el contenido, portadas feas como ellas solas, portadas más elaboradas, portadas... ¡Y es que hay portadas para todos los gustos!

Hay en el mundo editoriales con una línea muy estricta en sus colecciones. Por otro lado, hay sellos que miman hasta el último detalle de todas y cada una de las obras.
Pero también hay editoras que no parecen muy interesadas en ese aspecto de sus libros.

Hace ya algunas semanas conversamos sobre la importancia de las cubiertas de los libros.
Muchos coincidimos en que es un punto importante, puesto que una portada puede ser decisiva a la hora que un libro llame nuestra atención.
Pero, por otra parte, muchas editoriales parecen no prestarle la atención necesaria a esa parte visual de sus libros.

Y es que, en muchas ocasiones, encontramos novelas con portadas poco acertadas. Una portada infantil para un libro juvenil, o una portada en la que aparece una chica rubia cuando en el libro se habla de una morena, una cubierta que muestra algo de lo que no se habla en el libro,...

Y eso nos lleva a preguntar: ¿Los encargados de crear las cubiertas han leído el libro?

Se suele hacer mucho hincapié en que, a la hora de crear una cubierta, se debe leer el libro. Saber de qué trata y a qué público está dirigido. Conocer bien al consumidor (o comprador, o lector) de un libro es imprescindible.
¿Qué ocurre, pues, cuando aparece una cubierta poco acertada? ¿De quién sería la culpa?
¡¿A caso nadie se leyó el @¡·fgjas#! libro?!


¿Y vosotros? ¿Qué opináis?
¿Debería el encargado de crear la cubierta leerse el libro? ¿Deberían estar el resto de responsables de la editorial estar más atentos al proceso creativo de la cubierta?

4 Susurros:

Siwan dijo...

Yo comprendo que los que diseñan las portadas no se lean los libros, a veces no pertenecen siquiera a la editorial sino que son empresas subcontratadas, eso encuentro que sería una tarea más del editor, porque es verdad que a veces las portadas no encajan para nada con el contenido del libro. Cuando se les encarga el diseño deberían dar algunos detalles sobre lo que ésta debería reflejar o explicar mínimamente de que va el libro para evitar esos errores garrafales.

Un abrazo!!

Alicia Cupcake dijo...

Lo ideal sería que se leyeran el libro, pero la verdad, dudo que tengan tiempo para ello o lo mismo ni les interesa así que debería ser el editor el que le diese ciertas instrucciones o un resumen más o menos extenso para que la portada capte la esencia del libro.

Miss Love dijo...

¡Hola!
Estaría muy bien que leyeran el libro, pero sería algo muy poco posible, así que los traductores o editores que hayan leído el libro podrían explicar a los diseñadores que estilo deberían llevar y ellos también fijarse en portadas de otros países, si el libro no es español. Eso sería lo ideal, pero bueno, al final no hay tiempo para todo.

Muy buena entrada, un beso! :)

Lorena Luna dijo...

Yo creo que un diseñador que se dedica hacer las portadas, no tiene porque leerse el libro, no es ese su trabajo, en la editorial debe estar decirle la idea de lo que quiere para así reflejar o al menos intentar que sea acorde con la historia. Yo hay libros que sobo me llegan a recomendar que los leyera, por la portada ni me hubiera acercado porque daban y a idea que para nada tenía que ver con la historia que había entre sus páginas.

Besos

Publicar un comentario