Have an account?

La condesa libertina




La presentación en sociedad de lady Maggie Hawkins era algo que ella misma prefería olvidar... junto a su primer matrimonio. En la actualidad, esta caricaturista política es una mujer diferente. Una mujer totalmente moderna. Tanto es así que su público cree que es un hombre. 
REALIDAD: Maggie, que dibuja bajo un seudónimo masculino, es conocida como Lemarc. Su personaje favorito para ridiculizar es Simon Barrett, conde de Winchester, una estrella en ascenso en el Parlamento y antiguo confidente. Además de ser su objeto de deseo… 
FICCIÓN: Maggie es una medio irlandesa desvergonzada que sedujo al marido de su mejor amiga la víspera de su boda. Es una persona a quien hay que temer y repudiar. 
Destrozada por el desprecio de Simon, Maggie no puede permitir que la ciudad entera la humille. Por eso, las caricaturas de Lemarc han convertido a Simon en el hazmerreír de Londres... Sin embargo, ahora parece que Maggie podría estar equivocada con respecto a lo que sucedió años atrás… 
¿Es posible que el corazón sea más poderoso que el lápiz y la espada? 


He de reconocer que este libro me ha gustado bastante. La deshonra de la protagonista y el descaro de su agresor hacen de esta historia algo diferente, pero la mejor parte la desarrolla el canalla que termina siendo un caballero. 

Maggie tiene un desafortunado incidente que, por suerte, no llega a más con un caballero bastante astuto. Su reputación se ve maltrecha por el escándalo. Todos le dan la espalda y es entonces cuando nuestra heroína, lejos de hundirse, decide dar un giro a su vida. 
Me encanta como la escritora nos revela a esta mujer fuerte y luchadora que, en el fondo, no es más que una chica con un destino no muy propicio (o al menos eso es lo que parece en un principio). Es una persona real, con sus fallos , pero ha pasado por mucho y se construyó la mejor máscara que pudo para seguir adelante. Eso la hizo una mujer impresionante y desconfiada del mundo.

A Simón ya le conocemos un poco por el libro anterior y tenemos una idea de su persona, pero quizás al principio se comporte de manera que no esperas, aunque luego descubres que todo tiene un porqué y las cosas no son realmente como pensabas.
Me pareció un hombre obstinado, su poca fe en su amor o la persona que según él había amado me ponía un poco frenética, pero hasta casi al final no pude entender esa reticencia por parte suya. 

Los personajes secundarios son perfectos, ya que sale nuestra pareja del primer libro (que te encandiló en su momento) y la misteriosa Pearl. Me encanta esta mujer y espero que tenga más papel en las siguientes entregas. 

Si he quejarme por algo diría que echo en falta el epílogo. Sentía curiosidad por saber cómo avanza la relación o la carrera política de Simon, o sobre las pinturas que crea la protagonista. O quizás de ver cómo la sociedad tenía que volver a admitir a dicha dama. Espero que en el siguiente libro, aunque sea de pasada, siga averiguado más cosas de esta pareja.
Me muero de ganas de leer el siguiente y ver que más sucede. 

0 Susurros:

Publicar un comentario en la entrada