Have an account?

Sin red




A pesar de su carácter controlador, Blake Landon, el joven y rico hacker, ha conseguido por fin ganarse la confianza de la mujer que ama. 
Por su parte, Erica Hathaway, creadora de una red social de moda, ha accedido por fin a darle una oportunidad a Blake. 
Dispuestos a empezar juntos una nueva etapa, Erica está decidida a no dejar que nada se interponga entre ellos, aunque para ello deba cederle el control a Blake dentro y fuera de su dormitorio… 
Pero cuando los demonios del pasado amenazan su futuro, Erica toma una decisión que podría cambiar sus vidas para siempre.



He de decir que el principio de este segundo tomo no me enganchado tanto, pero conforme me acercaba al ecuador del libro ha sido igual de adictivo que el primero. Hay tantas cosas que tiene preparada la autora que no damos a basto con los sucesos que nos envuelven en la última parte del libro.
Blake es un personaje que sigue siendo perfecto. La escritora saca lo mejor de ella cuando habla de dicho personaje. Por el contrario, la heroína de la novela parece algo perdida en la historia. No termina de lograr toda la fluidez que me gustaría encontrar y se pierde con el resto de personajes.

La historia continua con las desventuras del final del primer libro: una serie de sucesos hacen que nuestros personajes no tengan el idílico romance y se les compliquen un poco la existencia. Aunque si supieran todo lo que les espera... 
Nuestra protagonista tiene un poco más de evolución en este libro, pero no termina de ser esa heroína digna de tal protagonista. Esperemos que, con el paso del tercer libro, cambie de opinión. Lo que sí es más interesante es su relación con Blake, ya que nos deja ver muchas cosas que el protagonista tiene que contar.  

Estoy deseando leer el siguiente libro porque, como os imaginareis, te deja descompuesta y alborotada con todo lo que ocurre (y va a suceder). Es una buena continuación para la serie y espero que el siguiente mantenga el listón.

0 Susurros:

Publicar un comentario en la entrada