Have an account?

Apostando para ganar



Jenna Riley ya no sabe cómo desvincularse de los deportes. Mientras sus hermanos Mick y Gavin son estrellas en sus respectivos equipos, a ella le toca ocuparse del negocio familiar… por mucho que le pese.
Así que cuando el jugador de hockey sobre hielo Tyler Anderson la invita a salir, ella lo rechaza. Por muy atraída que se sienta por él, ha jurado no enamorarse de ningún hombre que se gane la vida practicando un deporte, incluso aunque sea tan adorable como Ty.
Tyler se siente tan intrigado por la preciosa propietaria de Riley's, que se convierte en cliente habitual. A medida que la confianza y la pasión crecen entre ellos, y consciente de que Jenna quiere reorientar su vida, la insta a vivir cómo anhela.
Gracias a su apoyo, Jenna comienza a creer en sí misma, ahora solo tiene que averiguar qué desea en realidad, y comprobar si posee el valor suficiente para conseguirlo todo… incluyendo a Ty.


He de reconocer que esta serie me encanta. Sus protagonistas y sus historias sexys con diálogos picantes y mujeres luchadoras...
En este tercer libro, su protagonista es Jenna Riley: la hermana menor de los primero protagonistas. La verdad es que esta entrega me tenia intrigada. 

Jenna es camarera/gerente del bar deportivo de su familia. Ha tomado el relevo de su padre, que ha tenido algunos problemas de salud. Jenna es responsable y, mientras trabaja en el negocio familiar, siente que está dejando de lado su vida y todo lo que un día soñó que podría hacer.

Por otro lado tenemos a la estrella del hockey: Tyler Anderson. Un hombre que después de cada partido va al bar de los Riley y tal vez no solo por la comida y la bebida. Él se siente atraído por Jenna, sus tatuajes  y sus perforaciones pero, a pesar de que Jenna no es su tipo habitual, le gustan sus conversaciones. La química que hay entre los dos es evidente, por mucho que uno de ellos no quiera reconocerlo. El único impedimento es que Jenna no sale con deportistas y Ty no tiene ninguna posibilidad con ella.

La verdad es que Tyler me encantó. No sólo es guapo, sexy e inteligente, sino que tiene un corazón increíble. Una vez siente algo por una mujer lo da todo por ella. Es intuitivo, compresivo, y paciente. Ty no tiene intención de casarse ni de tener una relación seria, pero a veces el amor no se puede detener.

Jenna a veces me desconcertaba. Por ejemplo:  ¿por qué no quería salir con deportistas? o ¿por qué era tan reacia a luchar por lo que realmente quería? Me encantó como la escritora utiliza la relación con Tyler para que el lector aprenda más acerca de Jenna y sus miedos. Sentí que la relación con Tyler era lo mejor que le pudo haber pasado a Jenna. Aprendió mucho acerca de sí misma, cuando ella fue capaz de abrirse a Tyler y revelar su pasado y por qué dejó de perseguir su sueño. Me encantó el apoyo que le dio.

Este libro fue muy rápido de leer y me gustó bastante, ya que vi más parte de la relación y de los sentimientos de ambos que en los anteriores libros. El diálogo fluyó sin problemas. Había un montón de detalles, pero sin relleno ni partes lentas. Todo tenía sentido. Me encantó ver a Mick y Tara, y Gavin y Liz otra vez. Y me encantó cuando Jenna se reunió con sus dos hermanas  políticas para algunas conversaciones.

Y cuando terminó, no solo tuve una buena sensación; sino que alguna lagrimilla se me escapó. Una lectura que me gustó mucho y recomiendo. Ahora solo falta esperar a ver si el primo tiene la misma atracción y carisma que los Riley.

2 Susurros:

Lucía Canali dijo...

La verdad no leí ninguno de la serie, pero tal vez le de una oportunidad más adelante cuando tenga ganas de leer algo de estilo y ligero ;)
Besos !

Rebeka dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo, pero ahora mismo no puedo. Pero algún día podré leerlo y seguro que lo disfrutaré porque me encanta esta serie!

Un besooo!

Publicar un comentario en la entrada