Have an account?

Erzsebeth Bàthory , la Condesa Drácula.



Bueno ya cada día halloween esta más cerca y aquí va la historia de una mujer que inspiro al mismísimo 
Bram Stroker.




Erzsebeth Bàthory , la Condesa Drácula.




Muchos de los que estáis leyendo estas líneas, habréis leído algo sobre el Drácula de Bram Stoker. Pues bien, ese Drácula está basado en el personaje del que vamos a hablar hoy en La Calle del Terror. Erzsebeth Bàthory. Húngara, de la alta nobleza, una mujer intrigante, que fue responsable de innumerables crímenes, violaciones y torturas entre las paredes del castillo de su marido , . Vivían en Transilvania, y el marido pasaba gran parte del tiempo en el campo de batalla, dejando sola y aburrida a su joven mujer.

Erzsébet pertenecía a una de las familias más antiguas y poderosas de Transilvania. Su madre era hermana del rey de Polonia; su padre regía todos los condados del valle del río Váh, entre las dos cadenas de los Cárpatos. A los once años, en 1571, la prometieron en matrimonio a Ferencz Nádasdy, llamado también "el héroe negro" (con eso creo que queda todo dicho...), heredero de la mayor fortuna de Hungría y sólo cuatro años mayor. Erzsébet pidió también cuatro años de tregua antes de casarse. En ese lapso mínimo, aprendió a escribir y leer en griego, latín, húngaro y alemán con tanta eficacia y elocuencia como los grandes letrados de su tiempo. Uno de los regalos de boda fue el castillo de Csejthe, espléndida fortaleza rodeada por bosques de abetos y pinos.

Durante diez años Erzsébet no pudo concebir hijos. Luego tuvo cinco, aunque dos perecieron en la infancia. Su marido murió no en el campo de batalla donde tanto tiempo pasó, sino de una enfermedad, puede que fuera sífilis, en el año 1604. A partir de ese momento, a la joven condesa la atormentaba una cosa: envejecer.

Para ello se introdujo en el mundo de la brujería. Alguien la aconsejó que se bañara en sangre, que eso haría que nunca envejeciera. Cierto fue, no tenía una sola arruga, lo cual llamaba la atención, ya que hasta decían que su descendencia envejecía más rápido que ella.



Así fue como empezó todo. La condesa enviaba a sus criados raptar y más tarde matar a las doncellas del entorno para proporcionarla sangre en donde bañarse y así permanecer joven eternamente. Mataron a unas 600 doncellas de entre 12 y 16 años de la localidad en menos de 3 años. Incluso llegó a matar a jóvenes con las que tenía algún parentesco.
Las cosían los labios para que nadie en los alrededores pudiera oir los gritos que de otra manera se habrían oido. A continuación las azotaban de tal forma que la sangre salpicaba a la condesa en persona, que solía presenciar tan macabra escena, y luego las metían en una máquina parecida a la "dama de hierro", para desangrarlas y poder utilizar su sangre para esos baños de la condesa. 

Cuando las desapariciones se hicieron demasiado evidentes, el 29 de diciembre de 1610, una patrulla de soldados de infantería a caballo, al mando del palatino George Thurzó, rodeó el castillo de Csejthe y esperó que cayera la noche para irrumpir en él. Hallaron a la condesa en pleno "proceso" de extracción de sangre a una doncella.

Por su alcurnia Thurzó no se atrevió a procesarla a la pena de muerte, lo que sí hizo con sus sirvientes aunque todos ellos dijeron que tuvieron que obedecer porque eran los sirvientes (no podían contradecir al amo nunca, fuera lo que fuera). A ella se la emparedó en una de las habitaciones del castillo. No se sabe si murió de inanición, o alguien la alimentaba de alguna forma. La mañana del 25 de agosto de 1614 la encontraron muerta ....

1 Susurros:

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

que miedo¡¡¡que da...

Publicar un comentario