Have an account?

Mi lista de deseos



Brett Bohlinger tiene un buen trabajo, un amplio loft, un novio irresistible. Parecería que no puede pedirle nada más a la vida. Pero su madre muere dejando un testamento con una condición única: para recibir su herencia, Brett debe completar la lista de objetivos que ella misma había escrito en un diario íntimo cuando tenía catorce años. Brett no consigue entender la decisión de su madre. Sus ilusiones de entonces no tienen nada que ver con sus ambiciones a los treinta y cuatro años. Algunas parecen imposibles: ¿cómo puede establecer una relación con su padre, que murió siete años antes? Otros, como ser una maestra maravillosa, le exigirían cambiar toda su vida. ¿Y qué hay de tener un bebé, o tal vez dos? ¿Y de enamorarse? Pero a medida que Brett se embarca en ese desconcertante viaje en busca de sus sueños adolescentes, va dándose cuenta de que los regalos más maravillosos de la vida tal vez se encuentren en los sitios menos pensados.


Brett Bohlinger tiene una vida perfecta; o al menos eso cree ella. Pero cuando su madre fallece todo cambia en su vida: el trabajo no es lo que ella espera, la familia se trastoca, los secretos salen a la luz y su novio no es tan perfecto y cariñoso como ella cree. 

La historia empieza con el funeral y la lectura del testamento. Al principio la protagonista puede parecer pedante o la típica niña rica, pero en realidad es una persona como cualquier otra: con miedos, sueños y deseosa de que en realidad la amen y cuiden de ella. Una persona que es de respetar y admirar por todo lo que lleva en su interior.  En este libro nos encontramos con el viaje interior de la protagonista. Un viaje que seguramente nos dará que pensar; los sentimientos, las circunstancias y los errores son partes del libro que te atraparán y te harán leer hasta el final de sus páginas. He de confesar que he llorado como una loca, he reído y me ha hecho sentir muchas cosas. Este libro es una maravilla, tanto por su historia y lo que nos hace sentir como por su naturaleza tan humana y realista. 

Los personajes que acompañan a la protagonista están muy bien plasmados. Sientes como si los conocieras y fueran parte de tu camino y no del de Brett. Me encanta Brad y, aunque esperaba otra cosa de él, creo que la autora fue más realista que yo en ese sentido. Por otro lado si he de criticar algo, que me resulta difícil ya que el libro es casi perfección, es el final algo precipitado. O al menos esa fue mi impresión, pero dentro de todo me encantó ese final. 

Este libro te hace pensar acerca de la vida, reflexionar sobre los objetivos y situaciones donde no estás cómoda. Nos hace pensar en esos sueños que de adolescentes teníamos y la mente los ha dejado de lado conforme crecías. 

Un libro digno de leer. Una lectura adictiva y emotiva que te llevará a extremos: amarás, llorarás y soñarás por ti y por Brett. Tan real como la vida misma.


1 Susurros:

Modus Leyendi dijo...

¡Tiene buena pinta! ¡Un beso!

Publicar un comentario en la entrada