Have an account?

Sinfonía inacabada de ti y de mí



Sally Howlett es una chica sencilla, alegre e insegura, pero con una pasión muy escondida: la ópera. Tiene una voz maravillosa que se niega a mostrar y solo canta dentro de los armarios. Jamás lo haría en público, ¡antes preferiría salir desnuda a la calle! Después de una gira de verano, con su prima Fiona, por Estados Unidos, algo cambia en ella. Sally vive experiencias cargadas de amor y de situaciones que le harán reencontrarse a sí misma, enfrentarse a sus miedos y dejar de esconderse entre sus sombras. De regreso a Londres, decidirá que ya es hora de dedicarse a lo que le gusta y de cumplir la promesa que se hizo a sí misma: no esconder su voz. Tras apuntarse a un master de bel canto, increíblemente, aprueba los exámenes de acceso a la Royal Opera House e ingresa como cantante. Pero cuando parece que su vida empieza encauzarse, reaparece el hombre que una vez amó y que creyó olvidar. ¿Cómo la ha encontrado? ¿Qué hace él en Londres? ¿Le podrá explicar la verdad de lo sucedido en Nueva York? Y con él en escena, ¿tendrá el valor de estar bajo los focos?


Nuestra protagonista es Sally Howlett: ella es una chica un tanto peculiar. Solo os diré que en el primer capítulo aparece con un peluche y dentro del armario. Para ella el armario es como su refugio de la vida: allí nada ni nadie puede hacerle daño. Sally es una chica que evolucionará durante el transcurso del libro. Viviremos en varias etapas de su vida y la comprenderemos tan bien que sentiremos sus miedos y alegrías muy de cerca. 
Su familia es un punto aparte: los padres parecen algo que no son y su prima también se esconde debajo de su propia máscara, pero dentro de todos ellos hay una familia que se ama y llegará a comprenderse mejor. Bueno, quizás solo una parte de ella. Los padres de Sally viven en un pueblecito donde no hay escándalos, ya que si no el pueblo podía ser un hervidero de cotilleos. Tenían una seguridad en este vecindario y no querían salir de él por si los problemas acudían a ellos (ahora entendemos mejor a Sally y su miedo a vivir).

Pero la historia se centra en Sally, una chica que entra en pánico. Se cree fea y no quiere salir de su zona de confort por si eso le hace sufrir. Pero lo que no sabe nuestra protagonista es que la vida no siempre sale como una planea y se verá envuelta en varios sucesos que la empujan a madurar y descubrir el mundo que la rodea. Ella tiene una voz portentosa, pero el miedo a cantar en público le dificulta lo que en realidad quiere... Cantar Opera.

Sinceramente, no creo que el libro sea genial. En partes me pareció lento y divagaba bastante, pero la química entre los protagonistas —y sobre todo él— hacen que la historia tenga algo que te atrapa. El misterio del chico, su forma de ser y su humor tienen atrapado al lector, pero el tema de la música se hace un poco pesado. Sobre Sally, tiene esas experiencias negativas y actitudes un poco obsesivas por los que ama, pero conforme ella se descubre a sí misma y se siente más segura, el personaje se hace más interesante. Cuando los protagonistas están juntos, las páginas vuelan sin que te des cuenta: ríes, lloras e incluso llegan a sorprenderte.

El crecimiento del yo, el amor, el dolor, la disfunción familiar, la traición, el talento es todo lo que puedes llegar a encontrarte. El marco de tiempo salta por lo que toma un tiempo para descubrir lo que pasó con Sally y el hombre misterioso, está bien llevado y sabes perfectamente donde te encuentras en cada momento.

0 Susurros:

Publicar un comentario en la entrada