Have an account?

Amor con amor se paga



Pippa sabe lo que quiere… Pero solo un canalla sabe lo que desea.

Lady Philippa Marbury es… rara. A pesar de ser hija de un marqués, Pippa está más preocupada por los libros que por los bailes, por la ciencia que por disfrutar de la temporada, por su laboratorio que por el amor.
La brillante joven arde en deseos de casarse con su simplón prometido y vivir el resto de su vida tranquila, rodeada de sus perros y de sus experimentos científicos, pero antes de que eso ocurra tiene por delante catorce días para investigar sobre las partes más misteriosas y excitantes de la vida conyugal.
No es demasiado tiempo, así que para satisfacer sus objetivos necesita que la guíe alguien familiarizado con los rincones más oscuros de Londres.
Necesita… un canalla.
Necesita a Cross, el inteligente propietario de uno de los más exclusivos clubs de juego de Londres. El hombre con la reputación perfecta para mostrarle el lado perverso de la vida. Sin embargo las reputaciones a menudo esconden oscuros secretos y, cuando la poco convencional Pippa le propone que la instruya en la parte científica de las emociones, Cross tendrá que recurrir hasta a la última gota de su fuerza de voluntad para resistirse y no dar a la dama mucho más de lo que está reclamando.


Sarah MacLean logra que sus historias me atrapen y me vuelvan loca. Su buen hacer y sus personajes me vuelven adicta a ellos y con este libro lo ha vuelto hacer es increíble. Solo ver su nombre en la cubierta y ya sé que va a ser inolvidable.

Lady Philippa (Pippa) Marbury es única y muy especial. Con sus gafas, su mente brillante y su carácter franco, que muchos consideran extraño pero que a mí me parece encantadora, se va a casar en breve con Lord Castleton y ha llegado a la conclusión que debe hacer algunas averiguaciones sobre la intimidad que hay entre un hombre y su mujer la noche de bodas. Pero no solo por curiosidad, si no por el entendimiento de esos votos que se supone que han de aceptar al casarse.
Con lo cual decide investigar con alguien en particular Cross.

Cross es alto, sexy, ingenioso e inteligente; pero regenta un club de juego en Londres: El Ángel Caído. Cross siente una fuerte atracción hacia Pippa. Él la encuentra divertida y fascinante. Sabe que hay razones por las que tiene que resistirse; y ella sabe que él es el único hombre que la ayudará. ¿Quién va a ganar esta batalla de voluntades, y qué va a ser el resultado final?

Indiscutiblemente, sin disputa alguna, Pippa es una protagonista increíble: es inteligente y una competidora digna de su oponente. Una heroína en toda regla. Aunque ella parezca una mujer segura en algunos aspectos, también encarna la inocencia y la inseguridad en otros, mostrándola muy real y cercana. Sarah MacLean escribió este personaje a la perfección. Pippa está formada por múltiples capas que iremos descubriendo y adorando mediante la historia.

Cross está plagado de culpabilidad extrema. Él es enigmático, y la química que hay entre ambos personajes es explosiva. Cada vez que estaban juntos era una bomba de relojería. Un digno compañero de viaje en esta aventura, o mejor dicho investigación. Quizás he encontrado a faltar a los dos primeros protagonistas, pero la verdad es que ha sido un placer y una lectura inolvidable.

La escritura, la narración, los diálogos y los personajes están tan bien hilados y combinan con tanta perfección que solo me queda felicitar a la escritora por un libro tan perfecto y encantador. No dudo en recomendarlo. Dejaos enamorar por los personajes y sus investigaciones, descubriréis que no podéis parar de sonreír y de leer.

Por último, solo os diré que muero de ganas de leer el siguiente y ver si descubro a Temple, tendré que esperar hasta el 2 de marzo pero seguro que la espera vale la pena… 


2 Susurros:

La gata en el desván dijo...

Pippa es adorable y Cross grgrgrgr....este libro es super recomendabl!!! La espera hasta Temple se hará larga!
Besitos

Cris Hocicos dijo...

No me llama para nada

Un beso^^

Publicar un comentario en la entrada